Siente el placer y la comodidad de utilizar un asiento de inodoro calefactable. Las frías mañanas invernales en las que sientes esa incómoda sensación de frialdad serán historia con estos modelos de asientos calefactables que te mostramos en este catálogo.

Asientos de WC calefactables

Tapas de WC calefactables de todos los estilos en el catálogo que te mostramos.

En invierno, muchas personas se alegran de tener asientos calefactados en sus coches y los asientos de inodoro con calefactores tienen el mismo efecto sobre todo si no quieres calentar mucho tu baño pero quieres tener un asiento de inodoro caliente. Ten en cuenta que necesitas una toma de corriente libre cerca del inodoro para alimentar la calefacción del asiento. Los asientos de inodoro tapizados también son especialmente cómodos ya que proporcionan una agradable sensación de asiento y son tan higiénicos como otros asientos de inodoro gracias a su revestimiento de plástico.

Las ventajas de una tapa de inodoro calefactable

Mayor comodidad y bienestar

Una de las principales ventajas de tener una tapa de inodoro calefactable es que brinda una mayor comodidad y bienestar, especialmente en los meses más fríos. Al estar caliente, la tapa resulta muy agradable y evita el desagradable contacto con una superficie fría, lo que puede resultar incómodo e incluso doloroso.

Esto promueve una experiencia más placentera y relajante en el baño. La calefacción ayuda a crear un ambiente más acogedor.

Mayor higiene

Las tapas con calefacción también favorecen una mejor higiene, ya que el calor ayuda a reducir la proliferación de gérmenes y bacterias. La tapa se mantiene seca y sin condensación gracias a la temperatura, evitando la formación de moho y malos olores.

Ahorro de energía

Aunque pueda parecer contradictorio, las tapas calefactables permiten un ahorro energético en comparación con otros sistemas de calefacción del baño. Esto se debe a que la tapa se calienta rápidamente y el calor se concentra solo donde se necesita.

No es necesario calentar todo el baño para sentir comodidad. Basta con calentar la superficie de la tapa. De esta manera se optimiza el uso de energía.

Fácil instalación

Las tapas con calefacción son muy fáciles de instalar, ya que funcionan con electricidad y no requieren de obras o modificaciones complejas en el baño. Basta con reemplazar la tapa anterior por la calefactable y enchufarla.

Esto permite incorporar los beneficios de la calefacción sin una gran inversión de tiempo o dinero.


<< Ver más modelos de tapas de inodoro